Cuentas municipales. El intendente Passerini volverá a tomar deuda en pesos para cubrir vencimiento de U$S 25 millones

El debut del intendente Daniel Passerini en la Municipalidad de Córdoba fue aciago en lo económico.

La imposibilidad de reestructurar la deuda externa, la caída de los subsidios al transporte y la menor recaudación marcaron a fuego el debut de la nueva gestión. Como la Provincia, pesifican la deuda en dólares.

Daniel Passerini intendente Córdoba. Foto Federico López Claro

Por Virginia Guevara

Fueron numerosos los frentes que no resultaron como se proyectaban. El más complicado fue el financiero, ya que la ciudad no logró reestructurar la deuda en dólares que tomó Ramón Mestre en 2016 y que Martín Llaryora había renegociado en 2020, determinando que la gestión que lo sucediera debería pagar en cuatro años casi 200 millones de dólares entre capital e intereses.

Passerini en febrero pasado pagó el primer vencimiento de 25 millones de dólares y en septiembre próximo debe hacer frente a un segundo vencimiento por el mismo monto. El primero fue cubierto con una emisión extraordinaria de letras del Tesoro por $ 30 mil millones a un año de plazo.

Ahora, en busca de un plazo mayor, la administración municipal aguarda los avales nacionales para la emisión de un título a 36 meses, por el mismo monto.

Según indicó Sergio Lorenzatti, secretario de Administración Pública y Capital Humano, se trata de una estrategia que va en línea con la implementada por la Provincia: ”Consideramos que es positivo pesificar la deuda. Se cumple con los vencimientos internacionales en dólares y nos quedamos con una deuda en el mercado local, en pesos y mucho más manejable desde el punto de vista financiero”, indicó el funcionario.

Con el monto de cada uno de esos vencimientos en dólares el municipio podría comprar 130 colectivos, ejecutar 1.200 cuadras de pavimento o hacer dos edificios similares al de la nueva sede del Concejo Deliberante, que está siendo terminada a 16 años de su inicio. “Esa deuda externa es lo más complicado que enfrenta la ciudad”, dijo Lorenzatti.

Sergio Lorenzatti rodeado por Martín Llaryora y Daniel Passerini (Gentileza).
Sergio Lorenzatti rodeado por Martín Llaryora y Daniel Passerini (Gentileza).

El otro frente inesperado fue el corte total de los subsidios nacionales al transporte, en simultáneo al corte de los aportes provinciales. Desde este año, la Provincia concentró los recursos en los beneficios directos a los usuarios a través de los boletos sociales.

“El municipio está aportando más de $ 8.000 millones mensuales al sistema de transporte”, indicó. Anualizada, esa cifra tiene un impacto que casi duplica los montos de los vencimientos de deuda en dólares.

La administración Passerini avanza en una reestructuración del transporte que supone la integración con el servicio interurbano en el Área Metropolitana. “Habrá una licitación, un nuevo marco regulatorio, un nuevo esquema tarifario y el pago será a través de la tarjeta Sube, por lo que el municipio dejará de realizar esos aportes al sistema”, dijo Lorenzatti.

El otro dato que complicó el primer semestre fue la caída de la actividad por el ajuste y la recesión. “La baja respecto de lo presupuestado fue muy pronunciada, tanto en lo que hace a recursos propios como a Coparticipación, en especial durante abril y mayo, cuando estuvo 18% abajo”, dijo el funcionario.

Los datos de la ejecución presupuestaria del primer cuatrimestre del año –publicados puntualmente, a diferencia de lo que ocurrió durante la gestión anterior– indican que entre enero y abril los ingresos del municipio ascendieron a $ 245 mil millones, casi 250% por encima del mismo período de 2023. Claro que la inflación interanual se acercó al 290%.

Cuando se observan las erogaciones del primer cuatrimestre, el gasto total devengado creció el 200%. El gasto en personal subió casi en paralelo a los ingresos, el gasto en concepto de amortización de deudas creció de modo estrepitoso (en 2023 fue 0), las transferencias al sistema de transporte se multiplicaron por ocho respecto de igual período de 2023 y el ajuste fue feroz en materia de trabajos públicos.

Entre enero y abril, apenas se devengaron pagos de obras públicas por 11.400 millones de pesos, una cifra casi idéntica a la de 2023. Cuando se descuenta la inflación, el monto es mínimo. Esa situación repercutió en un deterioro notable de la red vial, el alumbrado y el desmalezamiento durante el período inicial de la gestión Passerini.

La obra de la nueva sede del Concejo Deliberante de Córdoba, en la zona del ex Abasto, ya está casi terminada (Municipalidad de Córdoba).
La obra de la nueva sede del Concejo Deliberante de Córdoba, en la zona del ex Abasto, ya está casi terminada (Municipalidad de Córdoba).

Lorenzatti aseguró que todos los contratos fueron predeterminados, que están en marcha planes de bacheo y de alumbrado, y que además se continuaron obras como la del Concejo Deliberante, que está a punto de ser terminada y será inaugurada el próximo 6 de julio, cuando el celebre el 451 aniversario de la fundación de la ciudad.

El Suoem, en calma

A diferencia de lo que ocurrió tras el desembarco del exintendente y actual gobernador Llaryora en la Municipalidad de Córdoba, la administración Passerini mantiene una relación de casi nula conflictividad con el gremio de los empleados municipales (Suoem). Es tal la calma del gremio que sigue conduciendo Rubén Daniele, que se observa con sorpresa afuera del palacio 6 de Julio.

Esto es así pese a que el gasto salarial se mantiene en niveles bajos en comparación con la media histórica: como en los dos últimos años de la gestión anterior, el rubro personal se lleva alrededor del 43% de los ingresos del municipio. En las dos décadas previas a Llaryora, la partida salarial casi siempre superó el 60% y llegó a insumir más del 70% de los recursos.

En el primer cuatrimestre de este año los sueldos del personal insumieron $ 85.482 millones. En los primeros cuatro meses de 2023, el gasto salarial había requerido menos de $ 25 millones: el incremento fue del 243%, pero estuvo significativamente por debajo de la inflación. Según el Indec, en abril la inflación interanual fue del 289,4%.

El hall de ingreso de la Municipalidad de Córdoba permaneció despejado y sin conflictos en los primeros seis meses de Passerini.
El hall de ingreso de la Municipalidad de Córdoba permaneció despejado y sin conflictos en los primeros seis meses de Passerini.

El acuerdo vigente entre Passerini y el Suoem es que los sueldos se actualizan por inflación, con un diferimiento de dos meses. Sergio Lorenzatti indicó que los sueldos de junio se pagarán con un aumento del 7% y admitió que en la negociación de julio debe discutirse la incorporación de 18 puntos que se arrastran desde el pico inflacionario de principios de año.

El funcionario recalcó que el medio aguinaldo estará disponible desde el viernes 28 y que el pago se realizará sin asistencia extraordinaria de ningún tipo.

Más allá de los 10 mil empleados municipales de planta –la cifra incluye a funcionarios del Ejecutivo y a concejales–, la administración Passerini mantiene todos los programas que ya estaban vigentes: hay centenares de puestos cubiertos por monotributistas, becas de prácticas universitarias y casi 3.000 beneficiarios del programa social Servidores Urbanos (chalecos celestes)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *