Industria minera: Los desafíos de romper barreras más allá del género

Adriana Cortéz y Mariana Nebot son trabajadoras de Veladero. Ambas se sacaron los prejuicios y se insertaron en un sector difícil pero que no para de crecer. Conocé sus historias

Por: Vanina Cruz Introini
Adriana Cortéz y Mariana Nebot, en el campamento de Veladero.

En el marco del Día de la Mujer Minera, Zonda digital conmemora la fecha contando las historias de Adriana Cortéz y Mariana Nebot, dos mujeres jóvenes que desafiaron estereotipos y encontraron su camino en la exigente industria minera.

Adriana Cortéz, trabaja de topógrafa en Veladero. A sus apenas 22 años, se embarcó en una carrera inusual para las mujeres de su comunidad en Tudcum: la minería. Decidió dejar atrás el calor familiar para desafiar las alturas y el clima extremo de la montaña, donde hoy desempeña sus labores diarias.

«Presenté el CV pensando que no me iba a tocar, por suerte me llamaron y me hicieron la entrevista, me capacitaron y cuando llegué acá arriba primero estuve un poco perdida», compartió Cortéz sobre sus primeros días en la mina. Lejos de intimidarse por los desafíos del entorno, Adriana encontró apoyo entre sus colegas masculinos y logró destacarse en su rol crucial en la preparación de las excavaciones para la extracción minera.

A pesar de las dificultades de estar lejos de su familia y adaptarse a un entorno tan exigente, Cortéz se muestra optimista y alienta a otras mujeres a seguir sus pasos: «A otras chicas les digo que se animen, que aquí siempre hay alguien que las va a apoyar. Siempre los chicos son buenos compañeros».

Por su parte, Mariana Nebot, tiene un trabajo un poco más tranquilo pero con la misma responsabilidad ya que de ella depende el cuidado del Ambiente. Actualmente se dedica a ser Supervisorade Monitoreo Ambiental.

Desde Mendoza hasta San Juan, la joven de 27 años persiguió su sueño de trabajar en la industria minera, a pesar de las restricciones en su provincia natal. Con una formación en Recursos Naturales Renovables, se desempeña como Supervisora de Monitoreo Ambiental en la mina Veladero, a más de 4800 metrossobre el nivel del mar.

«Es un tipo de roster que hago, 8×6, que me permite no alejarme demasiado de casa», explica Nebot sobre su ajuste a la vida en San Juan. Su labor no solo implica la supervisión rigurosa de los recursos naturales, sino también promover un enfoque participativo con las comunidades locales para asegurar la sostenibilidad ambiental.

En un sector tradicionalmente dominado por hombres, Mariana no ha encontrado obstáculos para ejercer su liderazgo y contribuir significativamente al cambio en la percepción de género en la minería. «Nunca tuve un problema al dar una orden, trabajamos en conjunto. Cada vez veo más mujeres en distintas áreas y distintos puestos, lo que aporta frescura y una nueva visión a la minería», destaca con orgullo.

Las historias de Adriana Cortéz y Mariana Nebot son ejemplos de cómo la determinación y el coraje pueden abrir puertas en un sector tan desafiante como la minería. En el Día de la Mujer Minera, estas mujeres no solo celebran sus logros personales, sino que también inspiran a otras a perseguir sus sueños, sin importar las barreras que puedan enfrentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *