El RIGI: Clave para el Desarrollo de Proyectos de Cobre en San Juan y Argentina

Una visión ampliada

El Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (RIGI) podría ser la pieza fundamental para el desarrollo de grandes proyectos mineros en Argentina, especialmente en San Juan

Por: Victor Garcia
El potencial de la minería del cobre en San Juan es enorme

Argentina actualmente no tiene operaciones de cobre en marcha, pero cuenta con al menos cinco proyectos de clase mundial listos para entrar en producción. Tres de estos proyectos, Los Azules, Josemaría y El Pachón, están en San Juan, mientras que Taca Taca se encuentra en Salta y Mara en Catamarca. Estimaciones indican que la puesta en marcha de estos proyectos podría implicar inversiones cercanas a los USD 19 mil millones y la creación de entre 30.000 y 42.000 empleos.

Desde el sector minero sostienen que a pesar de su potencial, la falta de seguridad jurídica, el acceso restringido al mercado de capitales y las dificultades para pagar a proveedores, prestamistas e inversionistas, han mantenido a Argentina en una situación de desventaja frente a otros países mineros como Chile y Perú.

La presión impositiva en Argentina es significativamente mayor, con una tasa efectiva de 50,8%, en comparación con el 38,5% de Chile y el 44,3% de Perú, lo que ha resultado en una falta de inversión y desarrollo en nuevos proyectos mineros.

Tiene que marcarse que la demanda global de cobre está proyectada a duplicarse de 25 millones de toneladas en la actualidad, a 50 millones de toneladas en 2035, y hasta 68 millones de toneladas en 2050. Argentina, compartiendo la misma cordillera rica en minerales que Chile, tiene el potencial de convertirse en un jugador clave en el mercado global de cobre».

Es por esto que desde el sector productivo minero consideran que el RIGI podría proporcionar la estabilidad y los incentivos necesarios para que estos proyectos mineros avancen. Este régimen promocional, con una duración inicial de dos años y la posibilidad de extensión por un año más, podría ofrecer el impulso que necesita la industria para atraer inversiones internacionales, garantizando que los proyectos se desarrollen y entren en producción.

Para que estos proyectos sean viables, es esencial que se garantice un sistema impositivo competitivo, acceso al mercado de cambios y la libre importación de bienes y maquinaria pesada. Actualmente, aunque existe una ley de inversión minera, su implementación no ha sido eficaz para permitir el desarrollo esperado.

Se tiene que marcar que Argentina tiene una tasa tributaria más alta que otros países productores de cobre. Por ejemplo, Arizona en Estados Unidos tiene una tasa de 35,2%, Australia 36,1%, Canadá 34,3% y Zambia 41%. Esta alta presión fiscal es un desincentivo significativo para las inversiones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *