Rosario. El intendente Pablo Javkin le entró duro a Milei: de pelear contra la casta a perjudicar «al que trabaja»

El intendente de Rosario dijo que con la quita de subsidios el boleto se irá a 1.000 pesos. Causa común con otras ciudades. Pablo Javkin, en la conferencia que dio luego de conocerse la quita de subsidios al transporte del interior. 

Desatado el terremoto político que provocó la quita de los subsidios al transporte del interior, Pablo Javkin encabezó una conferencia de prensa en la que criticó la medida del gobierno nacional de Javier Milei. “No es una medida anticasta, es contra el que trabaja”, dijo el alcalde rosarino, quien además reveló que con el corte de subsidios “no se podría hablar de un boleto menor a 1.000 pesos” -lo que pondría en riesgo la sostenibilidad del sistema por merma de usuarios-, contra los 340 actuales. Volvió a apuntar contra “la distorsión” con los aportes que el Estado nacional hace en el transporte del AMBA.

Acompañado por el secretario de gobierno Sebastián Chale, el jefe de gabinete Rogelio Biazzi, la secretaria de Movilidad Nerina Manganelli y la presidenta del Concejo María Eugenia Schmuck, el intendente comenzó leyendo un comunicado firmado por más de veinte intendentes de todo el país. Allí, los alcaldes critican la medida porque “es contra millones de trabajadores” y “deja sin transporte al interior de Argentina”. También anuncian que irán a Buenos Aires a solicitar la revisión de la medida, para lo que también convocaron a los legisladores nacionales de las provincias afectadas.

Tras la lectura del comunicado, Javkin reveló que tuvo “una buena conversación” con el ministro de interior Guillermo Francos e insistió en que viajarán a Buenos Aires “a plantear sentido común, la razonabilidad tiene que imperar”: “Dicen que es represalia contra las provincias, pero no es contra los que gobernamos, es contra los ciudadanos del interior”, dijo el intendente, en referencia a la crisis que atraviesa el vínculo entre el presidente y los gobernadores por el fracaso de la Ley Ómnibus, con acusaciones de traición incluidas.

Según explicó el titular del Palacio de los Leones, la existencia del Fondo Compensador del Transporte del Interior surge de la ley del Presupuesto 2023, prorrogada a 2024 -lo que produjo que la inflación licúe el monto real de los subsidios-, por lo que no se pueden eliminar las transferencias simplemente por resolución. Con este escenario, anunció que convocarán a los legisladores nacionales para abrir la batalla en todos los frentes. Algo similar se planteó en el comunicado de intendentes: “Evaluaremos todas las medidas políticas y judiciales para garantizar las partidas ya asignadas en el presupuesto”.

Donde la quita se hará palmaria para los ciudadanos es en el precio del boleto. Para Javkin, “en ningún caso podríamos hablar de un boleto de menos de 1.000 pesos”. Contó que hay alrededor de 45 ciudades en el interior del país que prestan servicio de transporte y cuyo boleto tiene un valor similar. En esas ciudades, mensuró, habría que “duplicar o hasta triplicar el boleto”. “Es un absurdo, Nación debería aumentar el subsidio de la SUBE y por lo tanto mantendría el aporte de manera indirecta, la medida no tiene lógica para cuidar recursos”, sostuvo

Rosario Net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *